Un poema censurado


Era un pedo maloliente que escapase de repente de un mortal,
y era cosa tan marcada, su fuerte olor a cagada, que olía mal.

Quiso el dueño de este pedo, detenerlo con un dedo, más no pudo y se le fue,
y notando que su pedo olia mal, exclamase muy formal.

¡Pedo, que sin pose, grosero y goloso, de mi vientre se escapo,
porque fuiste sin premura, sin llegar a caca dura, que es mejor!
¡Que no ves, que cuando me ve la gente dice... ¡Of, que olor!

Siento unos dolores extraños, en la región del ombligo,
un mojan de gran tamaño, que me causa grave daño.

Sal pestilente mojón, motivo de mi aflicción, que en mis noches mi verdugo,
sal para ver en que forma te estrangulo, cuando tu al pasar por el culo, quieres mis pliegues romper.

¡Helo ahí! humeante y palpitante, es un monstruo, es un ser omnipotente, que lleva sobre su frente,
un hollejo de frijol y un pelo resplandeciente.

________________________
 jajajajajajjaja

Lo escuche de mi propio padre hace muchísimos años, pude rescatarlo de mi abuela antes de que falleciera, realmente hay que darle un buen toque para recitar este creativo y cochino poema jejeje, espero y a varios les cause risa, no soy una persona que dice groserías o hable lépero, pero de vez en cuando es bueno reír de manera diferente.

Comentarios